The Revolutionary Association of the Women of Afghanistan (RAWA)
RAWA


 

 

OCML VP, September 2, 2021

Dirigido a nuestras hermanas combatientes de la RAWA en Afganistán.

Contra el imperialismo y el oscurantismo.

Queridas hermanas combatientes, queridas camaradas,

Nos hemos enterado, con gran preocupación, que los talibanes han vuelto a entrar en Kabul. El régimen títere instaurado por los imperialistas se ha derrumbado como un castillo de naipes. Puede que sea el fin de una guerra, pero ¿de qué paz se puede disfrutar a manos de un régimen religioso fascista y ultra-obscurantista que se está instaurando ?

Nos indigna que nuestro país, la Francia imperialista, se haya involucrado en esta aventura bélica y neocolonial, y haya participado en el sufrimiento de su pueblo. Esta aventura se llevó a cabo en nombre de la liberación de las mujeres de Afganistán de las garras de los talibanes. Para denunciar esta hipocresía, participamos en dos ocasiones, en 2002 y 2009, en la organización de una gira por Francia de uno de sus activistas. Era necesario hacer oír otra voz, la de los oprimidos de Afganistán. Aquellos en cuyo nombre los imperialistas y sus vigilantes mediáticos e intelectuales pretenden hablar sin darles voz nunca.

En nuestro país, el gobierno y los políticos, de izquierda y derecha, derraman lágrimas de cocodrilo sobre el destino de Afganistán. Pero al mismo tiempo, deportan y maltratan a los refugiados afganos y nuestro presidente Macron se niega a acoger a los que huyen de los talibanes. La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, ha bautizado un callejón con el nombre del comandante Massoud [1] al mismo tiempo que hace que la policía saquee los campos de refugiados. No quieren admitir que es la injerencia de países como Francia la que ha generado el caos que lleva a sus compatriotas a huir.

No les importa el destino de los hombres y mujeres afganos. Lo que importa es la competencia global entre potencias. La invasión de 2001 fue sólo la última de una serie de agresiones extranjeras contra su país. Reino Unido, URSS, Pakistán, Estados Unidos, Francia y ahora Turquía y China. Cada uno apoya a un bando de las fuerzas reaccionarias en guerra para que avancen sus peones, y luego lo deja caer si es necesario. Esto es lo que acaba de ocurrir. Con la victoria de los talibanes, vuelven a ser aceptables. El trato es sencillo : si aceptan las reglas del juego imperialista, las grandes potencias harán la vista gorda a su política interna. Entonces ya no se escucha la propaganda "feminista". Necesitamos que se escuche tu voz feminista y revolucionaria.

Para romper este círculo vicioso de miseria del pueblo afgano, sólo hay una solución, una revolución democrática, popular, antifeudal y antiimperialista. Sabemos que estamos de acuerdo en esto. Su objetivo es construir la autoorganización democrática y revolucionaria del pueblo afgano, sin depender de ningún imperialista o señor de la guerra en particular. El pueblo oprimido nunca dejará en paz a los imperialistas. Por eso la OCML-VP seguirá apoyándolos a ustedes y a la lucha por la emancipación del pueblo afgano.

Queridas hermanas combatientes, queridas camaradas, la OCML-VP queda a vuestra disposición. Deseamos de todo corazón apoyar su lucha material y políticamente. ¡Nos vemos pronto en la lucha contra el imperialismo !

[1] Ahmed Shah Massoud, caudillo feudal e islamista apoyado por Francia hasta su asesinato en 2001, estaba vinculado a los servicios secretos de la DGSE. Fue presentado como demócrata y feminista en todos los medios de comunicación burgueses, mientras sus tropas masacraban a la población civil y a las mujeres enclaustradas. Formó parte del gobierno que reintrodujo la sharia en Kabul a principios de la década de 1990.

Category: Español, Español RAWA - Views: 2457